Redacción/Prensa IMSS.- La Oficina de Representación en Veracruz Norte, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS),  aconseja a la población moderar el consumo de alcohol para evitar complicaciones de salud, como el desarrollo de cirrosis hepática.

Durante la actual emergencia sanitaria, el consumo de bebidas alcohólicas ha aumentado, aunado a ello, en la temporada decembrina suele elevarse el consumo de este tipo de sustancias que generan daños inmediatos; si las intoxicaciones agudas son habituales, el paciente tiene mayor probabilidad de desarrollar daños en el organismo.

Rafael Aguirre Cardoza, gastroenterólogo del Hospital General de Zona (HGZ) No. 11, explicó que la cirrosis hepática es una enfermedad del hígado que se caracteriza por la inflamación del órgano y la formación de tejido cicatricial, lo que provoca un funcionamiento deficiente.

Los principales síntomas de la cirrosis hepática son fatiga, pérdida del apetito y debilidad; una vez que la enfermedad avanza, los cambios en el organismo son más evidentes: ictericia (coloración amarillenta de la piel), hinchazón en los pies, hemorragias en nariz y boca, y en casos más extremos, pérdida de la conciencia.

El consumo de alcohol es una de las principales causas de esta afección, sin embargo, la hepatitis B y C, la diabetes, la obesidad y los triglicéridos altos, también son considerados factores de riesgo que pueden determinar su desarrollo.

Por ello, la recomendación médica es no ingerir bebidas alcohólicas en exceso de manera habitual, para no generar dependencia y daños severos a la salud.

En caso de beber alcohol para celebrar durante la temporada decembrina, se aconseja consumirlo responsablemente y con moderación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.